Corrupción administrativa, la profesión del siglo XXI

Ciertamente, y sin excluir la falta personal, ética y moral de los funcionarios corruptos, la corrupción administrativa es un problema cultural en nuestro país, pues hemos desarrollado la “cultura de la corrupción”, que caracteriza la visión que una parte importante de nuestros ciudadanos tienen hacia la gestión pública y que hace posible que estos no vislumbren otra posibilidad que la de utilizar la función pública en beneficio propio.

Debemos asumir con responsabilidad que a la corrupción pública se suman los entes privados que la patrocinan, pero también una parte importante de la sociedad que, por acción, inmovilismo u omisión, coparticipa o se hace cómplice de quienes claramente se pasean por todas partes sin sanción social con recursos provenientes de la corrupción pública.

Ciertamente, y sin excluir la falta personal, ética y moral de los funcionarios corruptos, la corrupción administrativa es un problema cultural en nuestro país, pues hemos desarrollado la “cultura de la corrupción”, que caracteriza la visión que una parte importante de nuestros ciudadanos tienen hacia la gestión pública y que hace posible que estos no vislumbren otra posibilidad que la de utilizar la función pública en beneficio propio.

es corrupcion 265x325 - Corrupción administrativa, la profesión del siglo XXI
Share

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar